Warcraft III: Reforged, comunidad le da la espalda

Browse By

Después de que Blizzard apaciguó a su comunidad durante Blizzcon 2019, Warcraft III: Reforged está reanimando el descontento de los jugadores con la compañía.

La remasterización del clásico RTS fue lanzada el pasado martes 28 de enero, y entre la frases que acompañaron al comunicado está; “con Warcraft III: Reforged, nuestra gran meta era modernizar el juego así como retener todo lo que los jugadores han amado de él, y esperamos que todos estén de acuerdo con que le hicimos justicia”.

Y pues nada más de ver la sección del título en Metacrtic, queda claro que los jugadores están todo menos de acuerdo con que Blizzard le hizo justicia. El juego tuvo sus beta el año pasado, pero se limitaron al multijugador, así que fue hasta ahora que la gente pudo ver que tanto realmente Blizzard “reforjó” al RTS.

Cabe recordar que la compañía desde el anunció en Blizzcon 2018 venía alardeando que más que una remasterización iban a forjarlo/imaginarlo nuevamente, básicamente una suerte de “remake” añadiendo más diálogo hablado y volviendo a hacer las cinemáticas entre otras cosas.

Warcraft III: Reforged

Las quejas se centran precisamente en que dichos cambios distan de lo que Blizzard mostró originalmente, como las escenas animadas no siendo tan cinematográficas y un no tan buen trabajo de voz. En cima usuarios descubrieron que en vez de ser un juego separado, la llegada de Warcraft III: Reforge básicamente sobre escribe al cliente del Warcraft III original aunque no hayan comprado a Reforge — no solo arrastrándolo a los mismos problemas y carencias multijugador que actualmente tiene la remasterización, también impidiendo que el contenido personalizado creado durante estos años para la versión original siga siendo compatible con ella.

Al menos para esto último la comunidad encontró una solución, que temen probablemente será temporal, y es descargar el ejecutable del servidor de prueba de la versión original y ejecutarlo directamente sin usar battle.net. El miedo es que Blizzard termine cerrando ese servidor, forzando a todos a usar nuevamente el nuevo cliente.

Otro pequeño detalle que tampoco tiene contentos a los jugadores es que los nuevos términos de uso para creación de juegos personalizados en todos los títulos de Blizzard, ahora hacen mención de que cualquier cosa que creen los usuarios en ellos son propiedad absoluta de Blizzard.

Evidentemente en un intento de evitar que otra mina de oro se les escape de las manos, como fue el caso con DOTA y los MOBA — género que precisamente tuvo su origen como un mapa personalizado del Warcraft III original.

Por ahora Blizzard se ha mantenido nuevamente callado, lo que ya incitó a la gente a pedir reembolsos del juego y querer demandar por publicidad engañosa.

Deja un comentario