Reseña – We Happy Few: Lightbearer

Browse By

We Happy Few se adentra más en la psicodelia con el nuevo DLC Lightbearer, poniéndonos detrás de la estrella Nick Lightbearer y su pequeña adicción a cosas más fuertes que el abundante Joy de Wellington Wells.

Al igual que They Came From Below, este segundo DLC es una historia “contenida” que se aleja por completo de los elementos de supervivencia y escenarios aleatorios, aunque en esta ocasión tratan de experimentar más con nuevas mecánicas lo que no necesariamente le ayuda del todo.

Y he de decir que Lightbearer es un paso atrás de lo que lograron con They Came From Below. En gran parte porque la historia es bastante floja y recae más en meternos en diversas situaciones y escenarios surrealistas, que en contarnos algo significativo como lo hicieron con Roger y James.

E igual que el resto del trabajo que ha hecho hasta el momento el estudio, su atmosfera y escenarios terminan sucumbiendo a las no tan buenas mecánicas. Al ser una estrella de rock, Nick recobra salud al tomar alcohol, café y Joy, mientras que su arma es nada más y nada menos que tocar la guitarra. La música que genera puede noquear a la gente, o en modo defensivo apaciguarla por unos instantes e incluso hacer que ataquen a otros. Y los enemigos en este caso son los mismos fans de Nick, así como los paparazis quienes ciegan a uno con su flash más que atacar.

La guitarra también sirve para bloquear ataques, pero uno debe “tocar” el acorde justo antes de recibir el golpe lo que es más fácil decir que hacer. Como ataque físico Nick pueden lanzar sus discos de oro, los cuales en realidad no causan tanto daño pero son esenciales para activar botones. Como personaje Nick Ligthbearer es la típica parodia de estrella de rock que gusta de ingerir cuanta pastilla tiene al alcance, lo que siempre termina en un viaje y que olvide lo que hizo la noche anterior.

Y justo así es como comienza la trama, con Nick despertando en su cuarto de hotel sin recordar que hizo la noche anterior y con todo apuntando a que cometió un asesinato — con una rata, supongo “mágica”, guiándolo para averiguar lo que realmente está pasando.

Hasta cierto punto Lightbearer tiene su ligera dosis de horror/suspenso psicológico, cortesía de los viajes inducidos de Nick. Hay algunos instantes interesantes, como en el momento que hacen que el juego por completo se convierta en uno de plataforma, mientras que otros en el afán de ilustra el estado intoxicado de Nick terminan siendo tediosos.

A pesar de no brillar tanto como el pasado DLC, esta aventura psicodélica sigue siendo algo con mejor estructura que el juego base a la vez que también termina chocando con lo establecido en la historia principal. La subtrama gira en torno a Foggy Jack, pero al final todo termina convirtiéndose en algo medio esotérico que termina matando el misticismo de antítesis de Uncle Jack creada en la historia principal.

We Happy Few: Lightbearer termina sintiéndose como algo de relleno al compararlo con el primer DLC, tiene buenas ideas en el diseño de escenarios, definitivamente se sale del molde de lo que hasta ahora nos habían mostrado — pero no puede evitar ser víctima de la mala implementación de mecánicas, y una escueta historia. Confiemos en que el tercer y último DLC, We All Fall Down, nos lleve por algo mejor.

We Happy Few: Lightbearer [XBO]

7.2

7.2/10

Lo bueno

  • Experimenta con nuevas mecánicas de plataforma y combate.
  • Deja de lado la supervivencia y ofrece algo más enfocado.

Lo malo

  • Termina sucumbiendo a las mecánicas del juego base.
  • La historia y ejecución general dan un paso a tras de las del 1er. DLC.

Deja un comentario