Reseña – The Council: Ripples

Browse By

Con el tercer episodio Ripples las cosas continúan complicándose en la historia The Council, lamentablemente los problemas técnicos siguen persistiendo.

Louis de Richet sigue abriéndose paso entre los distinguidos invitados de la mansión Mortimer, y mientras logra resolver uno de los misterios – las cosas predeciblemente se complican. No está de más mencionar que la reseña tiene “spoilers” de este y los anteriores episodios de The Council.

Con Ripples, el juego regresa a ponernos ante confrontaciones con los otros invitados, después de que en el anterior episodio fueron echadas hacía un lado a pesar de que es la mecánica estelar del juego.

Al ser prácticamente el episodio que marca la mitad de la “temporada”, Ripples definitivamente eleva el peso que nuestras decisiones tendrán en los dos episodios restantes, ofreciendo una buena cantidad de “caminos alternos” que pueden haberse tomado en la historia – por lo que bien valdrá la pena volver a jugar este tercer episodio y revisar las decisiones tomadas.

The Council

La temática que había venido construyendo durante los anteriores dos episodios avanzó al grado de cerrarse en algunos lados, sin necesariamente sentirse de manera forzada. Como era de esperarse Sarah de Richet finalmente apareció, y con ella la narrativa general del juego finalmente abrazó por completo al lado esotérico, que hasta el momento solo había servido como un aderezo a la trama.

También conocimos la razón por la que Lord Mortimer convocó a Louis, Washington, Bonaparte y demás invitados a su isla, por lo que espero que en los pasados episodios hayan invertido un poco en las habilidades políticas de Louis.

Y si como uno, abusaron del uso de los consumibles para compensar la mala asignación de puntos de experiencia, este episodio se empeñará en echarnos en cara nuestra pobre decisión. Ya que a parte de que escasean, las distintas confrontaciones y acertijos bien ameritan contar con una decente cantidad de “pociones” – sobre todo para el acertijo al final del episodio.

En realidad me está gustando como poco a poco nuestras buenas o malas decisiones se van acumulando en este episodio, indistintamente si fueron de diálogos, asignación de experiencia, o ingesta de consumibles.

The Council

Merodear por la mansión entre cada sesión mayor de diálogo, continúa siendo una parte importante para dar con las vulnerabilidades y fortalezas de los invitados, aunque aquellas “misiones” en las que tenemos que deliberadamente encontrar objetos pueden llegar a ser un poco tediosas.

Lo malo de este tercer episodio es que persisten los mismos problemas técnicos que han venido plagando a The Council desde el día uno. Las animaciones de los personajes brincan constantemente durante diálogos, en otras los personajes “olvidan” abrir la boca mientras hablan, y continúan también los brincos de audio entre cada oración durante las conversaciones con selección de diálogo.

Son problemas que a estas alturas esperaba hubieran sido resueltos, sobre todo el del audio que es bastante notorio, desafortunadamente no pasó a pesar de que la actualización previa al lanzamiento del episodio fue de alrededor de 4 GB en Xbox One.

Con los dos misterios principales que venía manejando The Council finalmente resueltos – el paradero de Sarah y la identidad y propósitos de Lord Mortimer – así como la manera en que concluyó Ripples, el cuarto episodio se centrará en las acciones para detener los planes de Mortimer por lo que habrá que ver como compensarán la pérdida del elemento de misterio, que hasta ahora predominaba en la trama.

Nota: Para juegos episódicos reseño individualmente cada episodio sin asignar calificación, una vez que todos los episodios hayan sido lanzados haré un reseña con calificación de la temporada.

Deja un comentario