Reseña – South Park: Retaguardia en Peligro (The Fractured But Whole)

Browse By

La desarrolladora de South Park: Retaguardia en Peligro aka The Fractured But Whole tenía una tarea difícil, retener lo que hizo exitoso a The Stick of Truth sin volver a hacer el mismo juego. ¿Lo lograron?

La historia de The Fractured But Whole va espalda con espalda con la de The Stick of Truth, Cartman y compañía terminan de jugar calabozos y dragones para comenzar ahora su aventura como superhéroes. La misión es encontrar a una mascota perdida para cobrar la recompensa y con el dinero, poder echar a andar su ‘franquicia’ de películas como Coon and Friends – como siempre todo será más complicado.

A diferencia de la entrega pasada, en The Fractured But Whole la historia está mucho más entrelazada con el acontecer diario del pueblo, pero el ‘niño nuevo’ sigue siendo el eje central y de hecho ahora con un mayor peso como personaje ya que logramos conocer más de su historia.

Siendo South Park después de todo, la trama aborda los tópicos que han estado en boga el último par de años; la inequidad racial y de genero estadounidense, la adicción a las selfies, y el ambiente político.

A su manera tratan de resaltar lo absurdo que algunos de estos problemas resultan, pero en la mayoría de los casos todo se limita a no ser más que un recurso para sátira y entretenimiento — tal cual ocurre en la serie animada. Y en varias ocasiones se llega a sentir que batallaron en lograr un balance entre medio abordar “seriamente” un tema, y al mismo tiempo hacerlo gracioso.

 

El combate por turnos ha sido totalmente rediseñado, aunque se mantiene robusto — al menos en la dificultad heroica. Fue eliminado el uso de precisión para realizar ataques o bloquearlos, a favor de un sistema de casillas que permite a uno cierta movilidad resultando en combates más tácticos, que hacen a uno tener siempre en mente el distinto alcance de los poderes de los personajes del equipo.

A pesar de que en general en esta entrega el combate es más fácil (y menos frustrante) dada la eliminación del uso de precisión, el que a veces el juego se toma la libertad de romper las reglas y el que se puede cambiar de nivel de dificultad en cualquier momento previo a una pelea, logra compensar en la mayoría de las veces la “simplificación del combate”.

La progresión del personaje hace uso de la adición de artefactos que aumentan o disminuyen habilidades y gratificaciones tanto individuales como grupales. En si es igual a como se maneja en The Division y Destiny, hay un nivel de personaje pero este solo dicta el tipo de equipo que se puede usar — el número importante y que determina nuestro poder, es la suma del valor de los ítems ocupados. Adicional a los artefactos existen “cadenas de ADN” que modifican las tres categorías principales de poderes, y el uso de exuberantes platillos mexicanos que desbloquean habilidades especiales en nuestro personaje capaces de alterar el tiempo – gracias al poder de la flatulencia.

Esta particular fuente de poder de nuestro personaje, puede usarse en conjunto con las habilidades de otros personajes para resolver rompecabezas ambientales y acceder tanto a coleccionables como a más artefactos. Junto a Kyle alias el Papalote Humano podemos volar brevemente, Stan puede usar las flatulencias como sustituto de compresora de aire para eliminar obstáculos – en otras palabras los pedos de nuestro personaje son el eje central del juego.

Creo que el mayor problema de The Fractured But Whole es que la historia tiende a estirarse demasiado, sigue siendo divertida y por demás exagerada pero algunos niveles menos no le caerían mal, sobretodo porque rumbo al final el uso de acertijos ambientales ya no tiene tanto sentido debido a lo extremadamente fácil que es resolverlos, por lo que termina siendo más una molestia que otra cosa.

A pesar del cambio de estudio (Ubisoft San Francisco tomó las riendas de Obsidian), el mapa y ambientación general tienen su debida continuidad respecto a la entrega anterior, obviamente con sus debidas mejoras visuales.

En cuanto a mecánicas de combate, progresión de personajes, visuales e interfaz de usuario South Park: The Fractured But Whole es una mejora sobre The Stick of Truth, sobre si esta entrega es más divertida, eso definitivamente es más subjetivo. Igual que la entrega anterior, si gustan de los juegos RPG y no les importa el humor de la serie esta es una entrega robusta. Si son seguidores de South Park, es obvio que lo jugarán.

South Park: The Fratured But Whole (XBO)

South Park: The Fratured But Whole (XBO)
9

Lo bueno

  • Nuevo sistema de progresión y de combate. Experiencia robusta de RPG.

Lo malo

  • El general tiene a sentirse que la historia dura de más.

Deja un comentario