Reseña – SOMA

Browse By

SOMA nos lleva por un viaje submarino que constantemente saca a relucir el cuestionamiento de qué es lo que nos hace ser humanos, cosa que cobra mucho más peso cuando estamos frente a máquinas que aseguran ser humanos.

Frictional Games lanzó originalmente a SOMA hace dos años en PC y PS4, siendo hasta este mes cuando finalmente logró llegar a las costas de Xbox One con todo y la nueva modalidad “Safe Mode”, en la que uno puede dejar de preocuparse por sucumbir ante los peligros del juego, pero seguiremos estando lejos de relajarnos.

El juego se desarrolla en la estación submarina Pathos II, en donde inmediatamente al llegar queda más que claro que algo no está nada bien con la estación. SOMA no cuenta con indicadores de objetivos por lo que uno debe ir descubriendo poco a poco que hacer, incluso después de que tenemos contacto con la superviviente Catherine, quien nos dará algunas misiones que completar pero a fin de cuentas dependerá de nosotros buscar la forma de completarlas.

Simon Jarrett, el protagonista, no puede enfrentar a los enemigos que de cuando en cuando aparecen en el juego, en su lugar deberá evadirlos cada que aparecen en una forma similar al resto de los títulos del estudio – especialmente Amnesia: The Dark Descent. Si un enemigo nos alcanza Simon quedará inconsciente despertando en el mismo lugar pero herido, si la criatura nos vuelve a encontrar sin que hayamos sanado está vez seremos regresados al principio del nivel, a menos que uno esté en la nueva modalidad “segura”.

SOMA

En vez de ir por el camino de los sustos repentinos, el juego se basa principalmente en el terror psicológico y en el ir creando cuidadosamente una atmósfera en cada una de las instalaciones que visitamos por medio de una excelente actuación de voz, diseño de escenarios y diseño de audio.

Aunque SOMA no hace uso de un sistema moral, la trama cuestiona la moralidad de varias acciones que uno debe tomar, dejando a Simon consternado y preguntándose una y otra vez el verdadero significado de lo que hace a uno ser humano.

A pesar de ser lineal el juego está construido alrededor de la exploración, la cual es necesaria para asistir en la solución de distintos acertijos y conocer la serie de eventos que llevaron a la estación a su estado actual, así como de la vida dentro de la estación antes de que todo empeorará.

SOMA

Inevitablemente encontraremos clichés como el que una misión fácil termina complicándose enormemente, o que a pesar de estar bajo el agua uno no flota y hay que comportarse tal cual que en tierra firme cuando se trata de librar obstáculos.

También habrá uno que otro ligero problema de optimización en esta adaptación a Xbox One del juego; en contadas ocasiones el juego “tartamudeará” por un par de segundos al entrar a nuevas áreas o mientras está autoguardando el progreso. Pero fuera de ahí SOMA no tiene mayores problemas técnicos en esta adaptación.

Frictional Games ofrece una excelente narrativa para el juego, apoyada como ya había mencionado por un buen trabajo de actuación de voz, cosa que llegan a balancear perfectamente la carencia de combate con la exploración y libertad de movimiento, que evitan que SOMA se sienta como un simple point and click .

Y el suspenso junto al terror psicológico están tan bien planeados que aún en el nuevo apartado “fácil”, el juego no pierde su atmósfera — siendo uno de esos títulos que una vez que lo hayamos terminado, seguirá girando un buen rato en nuestra cabeza

SOMA (Xbox One)

SOMA (Xbox One)
9

Lo bueno

  • Excelente narrativa y actuación de voz.
  • Lo lineal no evita a uno explorar los niveles.
  • No sobre explota a los monstruos.

Lo malo

  • Ligeras fallas en la optimización.
  • Algunos clichés en las mecánicas.

Deja un comentario