Reseña – Shadows: Awakening

Browse By

Shadows: Awakening es la más reciente entrega en la serie de Heretic Kingdoms, y salvo algunos pormenores este título es un sólido RPG con bastantes horas de juego en sus entrañas.

La historia gira en torno a un demonio que es convocado por un mago para hacer frente a una amenaza que tanto al mundo de los vivos, como al habitado por los demonios, así que más o menos a la fuerza el “Devorador” tiene que seleccionar de entre tres héroes de quien tomará su alma.

Cada uno de estos héroes representa una clase ya sea mago, cazador o guerrero, pero la mecánica central del juego hace que uno no este anclado a una clase en particular más aña del primer nivel del juego. Esta mecánica consiste en que además de poder cambiar entre los planos terrenales y místicos a placer, distintas almas pueden habitar el cuerpo del Devorador por lo que también podemos cambiar a placer de personaje.

Por lo que en realidad la selección original de héroe, dictará en si los elementos de historia que estarán disponibles usando dicho personaje. Y aunque la mecánica de cambio a placer de personajes, bien pude ser vista como una solución práctica a contar con un equipo de personajes sin meterse en problemas de programar IA para cada miembro de la partida, la realidad es que la mecánica está muy bien integrada al diseño de misiones y escenarios.

Shadows: Awakening

Casi todos los niveles cuentan con la versión terrenal y la mística, cada una con sus propios enemigos y en algunos casos con atacantes existiendo en ambos planos. De hecho cuando se trata de atacar a enemigos en el plano terrenal, el lado místico puede usarse como una suerte de mapa táctico – ya que si bien el Devorador no puede atacar a estos enemigos, algunos poderes como el de congelar sí tienen efecto, lo que permite cambiar de personaje y realizar el ataque.

El ritmo de juego es algo lento comparado al de títulos como la serie de Vanhelsing y la de Diablo, ya que recurre mucho al uso de solución de acertijos y rompecabezas lo cual no es malo pero hay ocasiones en las que se sienten están de más.

Shadows: Awakening no es totalmente linear pero si hay ocasiones en que a consecuencia de nuestras decisiones, algunas partes ya no estarán disponibles en su versión original, cosa que lleva a que desaparezcan las misiones secundarias y NPC del lugar.

Shadows: Awakening

Los controles de combate están bien adaptados a un gamepad de consola, donde las cosas no están tan fluidas es en la administración de los distintos ítems. Fuera de que se puede realizar un filtro de lo utilizable en cada uno de los cuatro personajes que están activos, no hay forma de tener acceso al resto de los personajes en el menú de inventario si no han sido activados en el lugar llamado El Santuario – cosa que involucra tener que ir de regreso a él cada que se llena el inventario, para ver que sirve en los otros personajes.

Y no hay una forma de marcar varios objetos para venderlos todos de jalón con algún mercader o dejarlos en el baúl central, así que uno puede llevarse un buen rato administrando el equipo de cada personaje.

Los personajes en realidad no son muy memorables, pero en general ayuda mucho al juego que todos los diálogos tienen actuación de voz, sobre todo en esas instancias de larga conversación.

Shadows: Awakening tiene mucho que ofrecer, no es excelso en las cosas que realiza pero el conjunto de todos sus elementos trabajan por lo regular en armonía. Los visuales son buenos, con una buena variedad de escenarios que involucran zonas desérticas, bosques, montañas, volcanes, y lugares místicos, por lo que no se vuelve monótono en este sentido.

Y el que el recorrido por la historia cambie de haberse escogido alguno de los otros dos “héroes”, garantiza que cada uno de los tres recorridos que se anime a hacer uno por el juego no serán exactamente iguales. Le puse alrededor de 60 horas a mi recorrido por los reinos heréticos y definitivamente no acabé de desempolvar todo lo que ofrece.

Shadows: Awakening [XBO]

Shadows: Awakening [XBO]
7.8

Lo bueno

  • Un gran y rico mundo que recorrer.
  • La mecánica de cambiar libremente entre cuatro personajes.
  • Tres diferentes caminos de historia.

Lo malo

  • Los personajes no son tan memorables.
  • El menú de inventario no es muy práctico.
  • Falta de balance en los ataques.

Deja un comentario