Reseña – Moonlighter

Browse By

Moonlighter nos pone en los zapatos de un mercader que de noche se aventura en calabozos para procurar la mercancía que pone a la venta en su tienda, y si bien busca apelar a la nostalgia por los RPG de la era 16-bit puede llegar a ser algo engañoso.

Quitemos primero algo del camino, a pesar de la estética que inmediatamente a más de uno evocará a juegos tipo A Link to The Past, la realidad es que Moonlighter se centra específicamente en recorrer los calabozos, obtener el botín de ellos y eliminar a los jefes principales que habitan en cada uno de los cinco calabozos.

La premisa del juego es atender nuestra tienda Moonlighter, poniendo a la venta los objetos que recolectamos durante nuestras aventuras. En turno, el dinero recaudado puede ser utilizado para mejorar nuestro equipo, y así poder seguir avanzado a lo largo de los calabozos.

El proceso de mejorar nuestro equipo involucra el invertir en el pueblo para abrir nuevas tiendas, la cuales pueden vender pociones, forjar nuevas armas, o vender objetos similares a los que obtenemos en los calabozos. Igualmente podemos invertir en expandir y mejorar nuestra tienda, para maximizar las ganancias.

Moonlighter

El juego se inclina por que uno explore los calabozos de noche y administre la tienda de día – después de todo la tienda no puede abrirse de noche. Pero uno tiene la libertad de explorar los calabozos de día con el inconveniente de que el botín no será tan sutancioso como de noche, y el que obviamente no obtendremos ganancias por no abrir la tienda.

El acceso a los calabozos es un proceso lineal, una vez completado el primero se desbloqueará el segundo y así hasta llegar al quinto y mítico calabozo. Cada uno de estos calabozos es en sí una suerte de laberinto de tres pisos, varios cuartos cuentan con tres puertas por lo que inevitablemente dos de ellas en algún punto del recorrido llevarán a un “callejón sin salida” por lo que habrá que regresar.

De vez en cuando llegaremos a cuartos que contienen notas sobre el comportamiento del calabozo, como el hecho de que cada que uno regresa a ellos estarán configurados de manera diferente – a menos que uno está dispuesto a desembolsar más de 200 monedas para usar el pendiente mágico que abre un portal hacía al pueblo y regreso a la parte del calabozo de donde salimos para no volver a empezar el recorrido.

Moonlighter

El combate el algo simple, se puede equipar ya sea escudo y espada, lanza, espada larga, guantes o arco y flecha, pudiendo uno cambiar entre dos tipos en todo momento. Además de dos tipos de ataque, uno puede evadir por medio de rodar cosa que también sirve para atravesar zanjas que suele haber en los cuartos.

Uno de los inconvenientes que tiene el sistema de combate es que la animación del ataque no está ligada al alcance real del arma, por lo que en varios momentos tendremos golpes fallidos tendiendo que tantear la distancia real a la que se genera el golpe.

La recolección de objetos de los calabozos además cuenta con su propia suerte de minijuego, ya que algunos ítems requerirán de ser colocados en un lugar específico de la bolsa de inventario para evitar que se rompan al regresar al pueblo, mientras que otros objetos eliminarán a otros de la bolsa al ser puestos en determinado lado. Así que uno debe prestar atención a las marcas de cada ítem. Lo bueno es que en un punto del recorrido se obtiene un “espejo mágico” que permite obtener monedas al arrojar lo recolectado a través de él.

La venta de mercancía en la tienda también tiene su debida mecánica, uno puede asignar el precio que se desee a los objetos, y poniendo atención a las reacciones de los clientes podremos descubrir cual es el mejor precio. En un pestaña del menú de inventario quedará registrado las reacciones hacia cada uno de los objetos, así que hay que revisar constantemente la libreta para ajustar los precios acorde a estas reacciones.

Cuando un objeto se vuelve popular, uno pude aumentar el precio sin que la clientela se queje, por otro lado si un objeto no es popular el precio tendrá que fijarse bastante bajo para que alguien se anime a adquirirlo.

En general Moonlighter es bastante simple pero entretenido, con atractivos visuales en arte pixel y mecánicas rogue-like. Aunque deja la sensación de que podría ofrecer mucho más, empezando por la refinación al combate y una mejor manera de mover los objetos dentro del inventario.

Moonlighter (Xbox One)

Moonlighter (Xbox One)
7.8

Lo bueno

  • El ciclo administrar tienda - explorar calabozos resulta entretenido, interesante mecánica de administración de inventario, la nostalgia 16-bit de los visuales.

Lo malo

  • Lo poco preciso de los ataques, la navegación por el inventario, no es del todo un RPG, los NPC del pueblo no aportan nada.

Deja un comentario