Reseña – Generation Zero

Browse By

Generation Zero tiene una prometedora temática, que termina siendo una experiencia tan vacía como su mundo, que en turno es reciclado de otro título de Avalanche.

Situado en una versión alterna de 1989 en un archipiélago rural de Suecia, en donde uno descubre después de pasar unos días aislado en una isla, que todo mundo ha desaparecido tras una aparente invasión y lo único que merodea la zona son robots.

A pesar de ser un juego pensado para jugarse cooperativamente con otros tres jugadores puede experimentarse en solitario, aunque como es el caso con otros proyectos cooperativos, parece que siempre quieren castigar a uno por decidir jugar en solitario ya que a pesar de que “sigilo” y “táctica” son empleados para describir como uno puede hacer frente a las “manadas” de robots – en solitario uno más de una vez será rebasado sin que en realidad hay mucho de táctica y estrategia que pueda aplicarse.

Los primeros instantes de Generation Zero logran entregar una atmósfera de desconcierto e intriga, al comenzar en un pequeño embarcadero después de que supuestamente nuestro bote fue atacado al ir llegando. Una casa con todo prendido y puertas entre abiertas que dejan ver que los ocupantes tuvieron que salir rápida e inesperadamente, una patrulla abandonada aún con las sirena encendidas y los restos de lo que parece un robot.

Una contestadora ofrecer la primera pista de lo que pudo haber ocurrido y es el detonante para ir en búsqueda de las subsecuentes misiones, al igual que otras pistas que uno va encontrando en un sin fin de casas clonadas sin mucho que las diferencie.

Y es así como poco a poco algo prometedor comienza a volverse algo tedioso, gracias a que evidentemente por una lado uno está entrando prácticamente una y otra vez a la misma casa a buscar recursos y pistas, y por otro a que la historia está estirada a más no poder para literal, justificar las dimensiones del mapa.

Además no pasó mucho para percatarme de que ya había estado en este lugar antes, y una vil cabañita fue la que soltó la sopa. Generation Zero está construido sobre otro título de la compañía – The Hunter: Call of the Wild. Y no que la interfaz y paisajes naturales no le hicieran a uno tener déjà vu, pero la cabaña en cuestión es copy paste de la de Call of the Wild, al igual que la presentación del mapa, y hasta el ícono de que está auto guardando.

De ahí adelante no pude sacudirme la sensación de que lo único que hicieron fue maquillar algunos elementos de la interfaz, añadir las casas y granjas, suplir los animales por robots, y meter a calzador los elementos de supervivencia. En lo que, mal pensando, es un intento por crear y lanzar algo lo más rápido posible, para capitalizar en la obvia promoción que ha tenido el estudio entre Just Cause 4 y Rage 2. La infinidad de problemas técnicos con los que el juego fue lanzado y lo vacío de la experiencia, no hacen más que reforzarme esa idea.

Esta semana el estudio lanzó un sustancioso parche de 14.40GB (al menos en Xbox One) que intenta corregir más de “300” problemas. Los cuales sepan, son generales a lo largo de PC, PS4 y Xbox One, lo que a mi parecer deja ver que estaban plenamente consiente de ellos (ya que me resulta imposible concebir que nunca los notaron dada le extensión), y optaron por lanzarlo ya así y “corregirlo en post” dado que ¿adivinen que juego sale en un mes? Sí Rage 2.

Entre los problemas que en teoría corrige la actualización, son que los robots tienden a pasmarse al ser atacados, su pobre comportamiento, el que pueden atacar a través de paredes, que pueden atascarse en estructuras, y que hay misiones que pueden completarse por que los robots que hay que eliminar no aparecen.

Fuera de que las misiones ya pueden completarse, lo demás sigue igual. El primer robot mediano (hunter) que ataque después de instalar el parche, se pasmó a la primera bala y ya no se movió hasta que lo destruí. Los robots tipo canino “runner”, en más de una ocasión ignoraron completamente el hecho de que los estaba atacando. Y en un bodega que estaban encerrados un hunter, tres runners, y unos minirobots,  estos últimos pudieron atravesar la puerta y atacarme con uno que otro quedándose atascado en la puerta. Los runners de la nada atravesaron otra puerta, y el hunter mientras lo estaba viendo desapareció de adentro de la bodega para aparecer afuera.

Que en esencia es la inversa de una situación que me pasó antes de la actualización, estaba adentro de un establo y cada que daba la espalda, los robots se “teletransportaban” adentro del lugar, mientras los otros podían asomar la cabeza por la pared para disparar.

Por otro lado la actualización hace un trabajo decente en desplegar mejor las características de cada arma, así como los accesorios con los que puede contar, añade un medidor de rendimiento (stamina), y otras características de “calidad de vida”, que solo el estudio sabe por qué no estuvieron desde el principio.

En cuanto a la historia, en general visualmente parece como si todo hubiera ocurrido hace unas horas, pero en otras parece que ya van días. Lo mismo con algunas de las pistas, las cuales dan información a cuenta gotas y largamente se sienten como una excusa para hacerlo dar vueltas de un extremo a otro del mapa. Aunque algunas misiones con claramente secundarias, otras no lo son y terminan abruptamente sin que ayuden en algo. Como justamente la que puede terminar hasta que publicaron el parche, la cual a pesar de tener tintes de ser principal, al cumplirla no activa otra misión ni brinda indicio de algo más.

Generation Zero tiene genuinos momentos que evocan a los de un survival horror, y en otros llega a brindar verdadera satisfacción cuando uno logra destruir un robot tipo tanque, pero hay tanto espacio entre esos momentos que resulta un tedio. Sin mencionar que las mecánicas de inventario y las de categoría de armamento no están refinadas ni pensadas para el tipo de acción que tiene el título – una vez más, se sienten como que simplemente están extraídas y maquilladas de las de Call of the Wild.

La buena idea de la historia, su intriga, conspiraciones, así como los hermosos paisajes, efectos de sonido, diseño de robots, y los cambios de clima, terminan desperdiciados en una experiencia que resulta tanto vacía como plagada de “bugs”.

Generation Zero [XBO]

5

5.0/10

Lo bueno

  • Buena idea de historia.
  • Atractivos Paisajes y diseño de audio.

Lo malo

  • Locaciones repetitivas, las casas son idénticas.
  • Prácticamente es The Hunter Call of the Wild con robots.
  • Bugs que afectan el comportamiento de los robots, y que permiten que atraviesen paredes.
  • Mala implementación de sistema del inventario.

Deja un comentario