Reseña – Gears 5

Browse By

Gears 5 es ciertamente la entrega más ambiciosa en la franquicia y trata de llevarla por nuevos aires, pero tanto la sombra del pasado como la timidez de los cambios complican el camino.

Gears of War 4 fue un suave reinicio, introduciéndonos a nuevos protagonistas y a nuevos viejos enemigos. En todos los sentidos trató de replicar al primer Gears of War, tanto en regresar a esos ligeros momentos de terror como a la hermandad del equipo Delta original liderado por Marcus Fenix. Y como el lazo entre JD, Del y Kait nada más no estuvo a la altura, para Gears 5 The Coalition a preferido centrarse en Kait y Del, así como ahora seguir en muchos sentidos la estructura, trama y drama, de Gears of War 2.

Para quienes les preocupaba el hecho de que Gears 5 ahora probaría las aguas de escenarios abiertos, pueden descansar ya que propiamente no lo han convertido en algo de mundo abierto, y el combate de cobertura así como escenarios lineales siguen ahí. Una vez dicho esto, esta entrega sí cuenta con escenarios a la mundo abierto que tratan de fomentar la exploración, pero está hecho de una forma que se adapta perfecto a las mecánicas tradicionales de Gears — lo que no necesariamente significa que haya sido un acierto su incorporación.

El primer acto de la campaña es totalmente el Gears de siempre, un equipo de cuatro, recorrido lineal, y escenarios con el debido espacio para acomodar los característicos momentos de combate. Un gran cambio es el que ahora el robot Jack tiene una participación activa — además de continuar siendo la “herramienta” para abrir puertas y acceder a terminales, Jack ahora puede traer a uno armas y balas que están fuera del alcance, así como brindar sus servicios tanto defensivos como ofensivos. A mi parecer esta es la adición más grande de esta entrega, porque tanto cambia la dinámica del combate, como habilita la incorporación de elementos a la RPG para añadir nuevas habilidades a Jack.

Gears 5

Y sobretodo el mejorar las habilidades de Jack requiere justamente de exploración, ya que uno debe acumular componentes para poder adquirir las optimizaciones de cada habilidad. Mientras que las propias habilidades se van otorgando conforme uno avanza en la historia.

Llegando al segundo acto es cuando Gears 5 realmente empieza, y de hecho en realidad Gears 5 son los actos dos y tres, con el uno y cuatro simplemente sirviendo como introducción y conclusión así como una forma de retener las mecánicas de antaño. El segundo acto se ubica en lo que ahora es una tundra y abarca locaciones visitadas en Gears of War 2 ligadas al origen de los Locust, así como zonas “secundarias” para explorar.

Aquí es donde la timidez al cambio sale a relucir, en efecto este es el Gears of War más grande y largo pero todo es una ilusión. Kait y Del se desplazan por esta tundra abordo de un deslizador. Y a pesar de que uno es libre de explorar el mapa, los objetivos principales son totalmente lineales por lo que forzosamente hay que visitar la primera locación marcada para activar las siguientes. Este no es el caso con las locaciones de misiones secundarias, las cuales uno debe descubrir por propia cuenta para activar.

En realidad el cambio con esta dinámica es que en lugar de que entre misión y misión uno sea transportado a la nueva locación, ahora uno debe hacer todo el recorrido entre ellas — con el extra de las misiones secundarias, que tienen el incentivo de que al completarlas otorgan a uno una actualización “definitiva” para Jack , en la mayoría de los casos.

Gears 5

También existen versiones “reliquia” de distintas armas, las cuales tienen gratificaciones extra sobre las normales. Por ejemplo, el longshot reliquia permite disparar dos veces seguidas después de realizar una recarga activa perfecta. Estas armas están ocultas en el mapa, y la pista de su ubicación es el característico logo rojo del engrane con el cráneo. Al igual que el enorme y vacio mapa, estas armas son una total pérdida de tiempo — no porque no tengan utilidad, sino porque al final del acto las perderemos y ya que no ofrecen un cambio radical en las confrontaciones como las habilidades de Jack, lo mejor es ignorarlas a menos que quieran los dos logros ligadas a estas reliquias.

Y esto es a lo que me refiero a que Gears 5 es tímido en sus cambios. Los bastos mapas del segundo y tercer acto solo están ahí para agrandar artificialmente las horas de juego. Navegarlos con el deslizador ofrece un deleite visual, pero rápidamente se vuelve aburrido sobre todo en la tundra. Bien pudo haber funcionado mejor con dimensiones menores del mapa ya que hay absolutamente nada que hacer en ellos, fuera de llegar a las locaciones de las misiones. El tercer acto situado en un desierto ofrece al menos peligros ambientales en el mapa abierto, donde uno debe sortear tormentas eléctricas y en un punto perseguir a un tren.

Gears 5

En cuanto a narrativa quizá esta sea la entrega que mejor trata de desarrollar a los personajes, al menos a Kait y Del. Pero es notorio como le pesa el legado y popularidad del equipo Delta original que siguen vivos — Marcus, Coal, y Baird. Lo que implica que a toda costa The Coalition los mantiene en la narrativa, incluso si esto significa reducirlos a peones al mando de JD o Kait dependiendo el acto, sobre todo en el caso de Marcus y Coal. Pero Del definitivamente está mucho mejor desarrollado, y casi deja de ser solo el personaje cómico del grupo.

La interacción Kait-Del creo que funciona bastante bien, y a su manera emula más la interacción Marcus-Dom, de lo que el Gears of War 4 lo llegó a lograr con JD-Del. A lo largo de los actos dos y tres la historia hace un buen trabajo para siempre mantenernos en duda de lo que puede pasar con Kait, que es en lo que toda la promoción del juego se ha basado. También nos ofrece cosas nuevas que descubrir sobre el origen de los Locust, ampliando sobre lo que vimos en Gears of War 2. En verdad es una buena historia con sus momentos graciosos  y emotivos.

En lo técnico, en general el juego corre y se ve bien en la Xbox One normal. Pero mi recorrido por el segundo acto estuvo plagado de problemas que impedían al juego activar la siguiente secuencia del combate, y ni siquiera cargar el último “checkpoint” lo resolvía teniendo que reiniciar el capítulo completo. Se supone que The Coalition arregló ayer domingo 9 este problema, pero ya que es un desmán de servidor siempre habrá la posibilidad de que vuelva a pasar. También hay problemas con los logros, y que el juego no registra todas las misiones concluidas — cosa que el estudio atribuye a problemas de sincronización con el servidor y ya está en vías de resolver.

Y esto es algo extremadamente similar a lo que le sucedió a Halo Wars 2, cosa que en un punto arreglaron para después volver a tener el problema. Lo que me hace pensar el problema es más de Microsoft y sus servidores que del estudio y del propio desarrollo del juego.

El no poder activar la nueva fase de las misiones de Gears 5 lo resolvieron sin lanzar parche para el juego, al igual que la sincronización. El gran problema es que lo que se lanzó el viernes es la versión final del juego — a pesar de que se refieren a “early access”, lo único que tiene de early access es que aquellos que adquirieron la versión más cara del juego o tienen Game Pass Ultimate tuvieron el privilegio de jugar cuatro días antes del lanzamiento formal de mañana 10 de septiembre.

Sumado a esto, desde el lanzamiento nocturno del jueves 5 el juego sufrió de desconexiones en el multijugador co-op y competitivo (sin mencionar la caída de Xbox Live el mismo viernes). Lo que luce a que en general no estaban preparados para la cantidad de gente que se conectaría a jugar Gears 5, a pesar de que la promoción de dos meses de Game Pass Ultimate a MX$20 aseguraba que prácticamente todo mundo con un Xbox One/PC iba a probar el juego el día del lanzamiento adelantado.

Gears 5 se siente como una entrega de transición entre el viejo Gears of War de misiones lineales, y un Gears (sin War) que quizá ofrezca más libertad en como completar las misiones. Pero por ahora su implementación de mapas abiertos es solo un intento por subirse al tren del mundo abierto. Y no estoy convencido que el mundo abierto sea algo que encaje en la serie.

Del lado del multijugador las cosas siguen igual, ofreciendo la debida manita de gato en la forma de las nuevas modalidades Arcade y Escape, para tratar de mantenerlo fresco. Arcade es el lugar para los nuevos jugadores o para aquellos que odian morir a cada instante a manos del gnasher, ya que permite acumular puntaje para adquirir armas de mayor calibre. Mientras que Escape pone a uno en una situación de supervivencia, donde se debe escapar de un nido enemigo antes de que el gas que detonamos también acaba con nosotros. Hasta cierto punto Escape es una suerte de Horda invertida, en la que uno no espera a que la horda llegue, sino que uno debe escapar de ella con recursos limitados y sin saber cual es la dirección de la salida.

Gears 5 domina a la perfección lo que hace a un juego de Gears of War sentirse como tal, y hace un mucho mejor esfuerzo en el desarrollo de la historia aún cuando en realidad (al igual que la pasada entrega) es un reciclado o “soft reboot” de la primera trilogía. La forma en la que incorporan la exploración de mundo abierto está bien hecho, pero a fin de cuentas es un desperdicio de recursos y tiempo que tiene poca justificación, más allá de a fuerza querer incorporar elementos de mundo abierto.

Disfruté mi recorrido por la campaña, pero realmente el tamaño de los mapas abiertos sale sobrando. Y en el multijugador es seguro que la nueva versión de Horda con jefes de nivel (que de hecho es lo único realmente diferente), me tendrá entretenido un rato. Parece que The Coalition ha comenzado a encontrar su propio camino en la franquicia, aunque no se está alejando mucho de casa y no necesariamente es la mejor dirección.

Gears 5 [Xbox One]

8.7

8.7/10

Lo bueno

  • El poder usar a Jack defensiva y ofensivamente.
  • Un mejor desarrollo de personajes.
  • Muy buen sistema de combate y controles.

Lo malo

  • Las partes de mundo abierto salen sobrando.
  • La campaña dura más pero por los largos recorridos.
  • Problemas con los servidores, tanto para guardar partidas como en multijugador.

Deja un comentario