Reseña – Dead Rising 4

Browse By

DR4res_port

Dead Rising 4 nos trae de vuelta a Frank West como protagonista y además nos regresa al Willamette, la formula perfecta para un juego lleno de nostalgia.  Lo primero que notarán en Dead Rising 4 es que el limite de tiempo ha desaparecido por completo, lo que brinda la entera libertad de explorar el nuevamente infectado pueblo de Willamette, sin tener que preocuparse por que vayan a bombardear el pueblo o tener que estarle administrando zombex a alguien cada cierto tiempo.

Lo segundo que notarán es lo extremadamente fácil que es el juego, no que las entregas pasadas fueran una oda a la dificultad, pero Dead Rising 4 está lejos de ofrecer reto alguno la única ocasión que morí fue cuando estúpidamente usé la máscara lanzallamas junto a barriles de combustible, y obviamente exploté.

En general la historia es una variante de la del primer Dead Rising, con Frank West encontrándose dentro de un hiper-mega centro comercial en Willamette el cual abarca prácticamente todo el centro del mapa y cuenta con enormes alas temáticas tal cual estuviéramos en Disney o parque similar. Estas secciones son aprovechadas debidamente por la historia para enfrentarnos a caballeros medievales, y piratas, los cuales hace la función de los psicópatas de las entregas pasadas.

Dead Rising 4 Willamette Water Tower

Pero la magnitud del centro comercial no evitará que la mayoría del juego la pase uno en el exterior, surcando por las hordas de zombis tal cual podadora sobre el pasto, ya sea en la zonas urbanas o rurales de Willamette, lo cual le brinda variedad pero al mismo tiempo es una suerte de desperdicio, ya que si uno se apega a la historia son pocas las veces que tendremos que visitar el centro comercial.

Lo exagerado y ridículo de las armas sigue presente, después de todo es el sello de la franquicia, y retoma la mecánica de la entrega pasada de poder construir armas en cualquier lugar mientras se tengan los materiales adecuados, uno no tiene que estarse preocupando por administrar los componentes ya que automáticamente nos será indicado cuando podamos crear algo al acercarnos a algún objeto. Así que no será tan difícil crear un hacha digna de Thor o una máscara de dinosaurio lanza fuego. Por otro lado el exoesqueleto  será realmente útil cuando la historia lo requiere, ya que fuera de estos momentos su utilidad es reducida por la corta duración que tiene, o nos lo es arrebatado al terminar la misión aunque aún tenga “batería”.

Y al estar West de regreso nuevamente haremos uso de una cámara, ahora con la ayuda de dos nuevos modos para analizar adecuadamente las evidencias. El modo infra rojo para ver en la obscuridad, mientras que la otra modalidad permite encontrar elementos que pasarían desapercibidos a simple vista.

Dead Rising 4 Zombie Slice of Fun

A pesar de que esta entrega apuesta por la nostalgia del primer juego, la desaparición de varios elementos que definían la serie le restan parte del atractivo, si bien Dead Rising 4 toma lo mejor de los otros títulos, no resulta tan divertido, y culpo de ello a lo extremadamente fácil que resulta cumplir cada misión. La idea de quitar el límite de tiempo es permitir a uno explorar, pero dada la baja dificultad del juego y que tampoco hay mucho que encontrar en el mapa, se vuelve aburrido después de un rato.

El que se sienta ahora mucho más un “beat ‘em up” que un “survival horror” tiene el beneficio de intentar superar la cantidad de combos que uno puede llegar a lograr con cada arma, pero igualmente se vuelve monótono después de un rato.

Los veteranos de la franquicia no se van a sentir tan en casa con Dead Rising 4, y para aquellos que el límite de tiempo así como andar de niñera de sobrevivientes era razón para mantenerse alejados, ahora pueden adentrarse a Dead Rising y tomarse selfies con los zombis.

Por: Roberto Vizzuett

Update: Capcom lanzó el 30 de enero de 2017 una actualización que añade dos nuevos niveles de dificultad al juego; Hard y Ultra hard.

DR4res_sc

Deja un comentario