Reseña – Conan Exiles

Browse By

Finalmente Funcom retiró la etiqueta Early Access a Conan Exiles, lanzándolo oficialmente en PC, Xbox One, y por primera vez en PlayStation 4. Y aunque algunas cosas cambiaron de la versión temprana, otras se mantienen exactamente igual.

Conan Exiles es un juego de supervivencia pensado principalmente para jugarse en multijugador, que consta de un inmenso mapa que hospeda diferentes biomas con muy buenos paisajes, y diversos calabozos que explorar para obtener uno que otro ítem especial.

El gran diferenciador que tiene este juego de supervivencia sobre otros similares, es obviamente toda la mitología de Conan el Bárbaro, pero esta termina convirtiéndose en un arma de doble filo – ya que no es como que hagan mucho con ella dado el fuerte enfoque multijugador del juego.

La trama (si es que se le puede llamar así) sobre la que descansa Conan Exiles, es que nuestro personaje ha sido exiliado y crucificado en las apropiadamente nombradas Tierras Exiliadas. Conan nos rescata y nos “invita” a sobrevivir y dominar en estas tierras pobladas por otros exiliados.

Conan Exiles

En muchos aspectos puede decirse que es un “Minecraft para adultos” dado el robusto sistema de construcción (con una nada robusta interfaz), que como imaginarán requiere de recolectar diversos materiales, ya sea talando árboles, picando piedra, cazando y cortando plantas y hiervas.

Literal uno puede construir desde un una simple antorcha y tapete para dormir, hasta enormes castillos fortificados, con una basta selección de armamento y objetos decorativos los cuales habrá que desbloquear primero, obviamente.

Y como el poder construir equipo y estructuras de mejor calidad involucra el explorar para encontrar nuevas “recetas” y materiales raros como el metal de meteoritos, la progresión puede llevarse un buen rato – mucho más jugando en solitario.

Comparado con lo que probé hace ocho meses, la versión “final” del juego se encuentra en un mucho mejor estado, los animales ya se atacan unos a otros, merodean de una forma más “real”, y la calidad visual ha mejorado considerablemente, aumentando la distancia en la que aparecen los elementos del mapa.

Conan Exiles

La interfaz recibió su manita de gato, pero en vez de contar con mejoras es más un reacomodo que otra cosa, manteniendo lo poco intuitivo y en el caso de consolas una pobre adaptación de la interfaz de PC que dificultan la administración y creación de objetos.

Creo que la gran mejora sobre la versión Early Access es el combate, ahora se siente más fluido y variado gracias a que cada arma ya cuenta con su propio tipo de ataque, animación y afectación – pero aun esta mejora trae sus propios problemas. A menos que se me haya pasado completamente por alto (cosa que lo dudo mucho), ya no hay forma de cambiar de postura de combate a postura normal.

La única forma que encontré fue escalando, lo que automáticamente guarda las armas peeero hay que volver a seleccionar el arma. Anteriormente al oprimir un botón de ataque automáticamente se cargaba la última arma utilizada antes de volver a la postura normal y ya que fuera del menú radial no hay un acceso rápido a las armas, se vuelve algo frustrante.

Algo igual o incluso más frustrante es que Conan Exiles está sentado sobre este rico universo de 86 años de edad, sin realmente hacer algo con él como mencionaba al principio. Por un lado tenemos estas inmensas estructuras que en algunos casos hospedan calabozos, diversos libros y diarios regados por el mapa con historias, y uno que otro NPC dispuesto a contar alguna historia.

Conan Exiles

Pero por otro lado simplemente se limita a darle forma a Conan Exiles, ya que el fondo se lo da el jugar en multijugador por medio de unirnos a clanes o simplemente tratar de defendernos de otros jugadores por nuestra cuenta como en cualquier otro juego de supervivencia multijugador – a fin de cuentas este rico universo de Conan el Bárbaro sale sobrando.

La sensación general es que uno está en la modalidad de prueba de un editor de mapas, a eso súmenle que al estar en multijugador no hay garantía de que siempre podrán regresar a ese servidor en donde invirtieron tiempo en construir una guarida decente, teniendo que arrancar de cero al acceder o un servidor distinto.

Luego están los “bugs” que aunque al menos en mi caso ya no son tan drásticos como en la versión Xbox Game Preview, si hay instancias en que el combate con los NPC se vuelve una graciosa danza ya que no se registran los golpes, el sonido suele tener desfase de varios segundos, los escenarios y personaje a veces no se “renden” por completo.

Al menos Funcom hace los posible por lanzar actualización y parches “en caliente” lo más pronto posible, pero usualmente estos arreglos siempre terminan rompiendo algo más del juego independientemente de la plataforma.

Sinceramente creo que Conan Exiles es una oportunidad perdida del estudio, que bien pudo haber lanzado una suerte de MMORPG manteniendo los elementos de supervivencia y construcción, para quizá sacar más provecho a la mitología de Conan.

Conan Exiles (Xbox One)

Conan Exiles (Xbox One)
6.7

Lo bueno

  • Un gran mundo abierto que explorar, robustas opciones de construcción, variedad de equipo y armas, mamuts y gigantes avatares para invocar.

Lo malo

  • Ese enorme mundo abierto no ofrece mucho si no se está en multijugador, a fin de cuentas la mitología de Conan el Bárbaro sale sobrando, diversos bugs lo siguen haciendo sentir que aún esta en early access, mala interfaz, pobre IA de los NPC.

Deja un comentario