¿Problemas en dominar a Starlink: Battle for Atlas? Ubisoft los tiene cubiertos

Browse By

Ubisoft lanzó esta semana Starlink: Battle for Atlas, su entrada tardía en los videojuegos con juguetes interactivos, y para hacer más fácil la exploración espacial por el juego han creado una guía. 

Al juego no le está yendo mal pero tampoco excelentemente, las quejas se centran en lo repetitivo de las misiones, la historia, y que la versión física básica ofrece menos que la misma versión digital. Pero el consenso general es que aun así es una experiencia divertida, y un acierto haber incluido a Fox McCloud en la versión para Switch.

La guía en video hace un buen trabajo en detallar la economía, armas, personalización de las naves y pilotos, las ventajas y desventajas de quitarles elementos como las alas, y como funciona el inventario con las naves físicas de juguete.

Ubisoft México también hizo lo propio y mandó una guía en un comunicado, pero la verdad no cubre tanto como en el video y el post de Ubisoft EU, pero por no dejar la pueden encontrar debajo del video.

Bienvenido a Atlas, el sistema solar atacado por el vil Grax y su malvada ​Forgotten Legion​. Antes de comenzar a explorar los planetas en el corrupto sistema solar, deberás familiarizarte con tu Arwing, su equipo, armas y tus pilotos.

Personaliza tu nave espacial

Primero que nada, recuerda que el pilar sobre el que se construirá tu éxito o fracaso en esta misión es la personalización. Las naves espaciales en ​Starlink: Battle for AtlasTM son objetos físicos a los que puedes añadir pilotos, diferentes tipos de armamento, alas, repuestos y compañeros de viaje. Todo lo que sumes a tu nave espacial en este plano físico se replicará al modelo digital del Arwing, permitiéndote ajustar lo que necesites para tu travesía espacial.

Todas estas piezas son tan funcionales como estéticas, y cada nave espacial tiene diferentes estadísticas para velocidad, manejo, defensa y energía. Por ejemplo, puedes volar tu Arwing en su configuración clásica, o sea sin armas adicionales, o puedes adicionar nuevas armas a las alas, incluir más alas, o incluso volar sin ellas. Todo esta personalización puede hacerse en tiempo real de forma sencilla, o desde tu control en el botón de pausa.

Refacciones y partes móviles

Las alas mejoran las estadísticas de tu nave espacial –al tiempo que incrementan su peso total–, mientras que las armas, equipadas de dos en dos y disponibles para atacar a tus 6 en punto, son muy diversas e incluyen cargas básicas que necesitarás para tejer ciertas estrategias o resolver algún acertijo con el fin de saquear una ubicación o recibir una recompensa. Por ejemplo, un disparo simultáneo de misiles Frost puede acertar objetivos y congelarlos durante unos segundos, lo que te ayudará a lidiar con otros asuntos más urgentes en un combate estelar, además, el Lanzallamas puede infligir daño crítico a ciertos enemigos sensibles al calor.

Otras alternativas incluyen el Levitador, un aditamento bélico que dispara cohetes que hacen a los enemigos flotar en cámara lenta, o el Implotador, que crea campos de gravitación que succionan todo lo que se aproxime a ellos (incluyéndote). Además, puedes adicionar una gran variedad de modificaciones para tus naves y armas, que te darán mejoras y beneficios que podrás encontrar durante tu exploración en el sistema solar Atlas.

Pilotos

Por otro lado, los pilotos cuentan con diferentes tecnologías que te permitirán desarrollar nuevas habilidades conforme subes de nivel, así como aptitudes únicas que necesitarás cargar durante el combate. Ejemplo de ello son el devastador ​Orbital Strike de Mason Rana, el poder para alentar el tiempo de Judge, o el musical Power Chord ​de Razor Lemay, que libera anillos de energía destructora en sincronía con pulsaciones rítmicas de los botones. (Las habilidades de Fox son ultra-secretas para reclutas; más adelante se revelarán detalles de su magno poder).

Exploración

En tu nave podrás pasearte por un sistema solar completo que puedes explorar con total libertad. Los cuerpos celestes que encuentres a tu paso estarán llenos de descubrimientos y misterios por develar, enemigos que derrotar y recompensas que saquear y ganar. Una pieza clave antes de sumergirte de lleno en un planeta desconocido es hacer un ​scan de la diferente flora, fauna y superficie. De esta manera encontrarás zonas ricas en minerales para saquear, así como flora útil para mejoras y para acumular botín. Además, podrás distinguir qué alienígenas son amigables y cuáles son hostiles. Habrá muchas tribus que necesitarán tu ayuda y como recompensa, te ayudarán despejando partes desconocidas en el mapa o vendiéndote piezas o mejoras para tu nave.

Deja un comentario