Impresiones – Conan Exiles Xbox One Game Preview

Browse By

Funcom se unió a la fiebre de los juegos de supervivencia con Conan Exiles, y hace unas semanas lanzaron la versión previa en Game Preview de Xbox One de donde estuve a nada de exiliarlo de mi librería de juegos.

Conan Exiles nos pone en el papel de un exiliado que es crucificado y abandonado a una lenta muerte bajo el sol del desierto hasta que llega Conan a rescatarnos, para luego abandonarnos y dejarnos a nuestra suerte en el desierto.

El sistema de personalización está bastante completo en esta versión previa de Conan Exiles, y permite seleccionar entre varias razas así como modificar casi cada aspecto del cuerpo.

Comenzamos a medio desierto bajo el rayo del sol y rápidamente acercándonos a la insolación. Estúpidamente morí de sed en tres ocasiones seguidas porque me di el lujo de merodear en los alrededores, en vez de seguir el rastro hacía el oasis cercano.

Una vez ahí encontraremos algo de vida salvaje y tanto humanos NPC como de otros jugadores. Conan Exiles puede “jugarse” en solitario pero la realidad es que el título está pensado 99% como multijugador. Hay diversas cosas sobre la mitología del juego regadas a lo largo de los biomas que conforman el mapa pero no hay ni habrá una campaña de historia.

La inteligencia artificial de los animales y humanos es terrible, usualmente la fauna se la pasará caminando en círculos, mientras que los NPC usualmente estarán estáticos reaccionando solo hasta que estemos los suficientemente cerca. En otras raras ocasiones podremos verlos realizando actividades – sobre todo en la región boscosa.

El chiste de Conan Exiles es juntarse con otros jugadores, crear clanes, edificar ciudades, y llegar al punto en el que podamos usar los avatares de nuestra respectiva deidad para pulverizar los poblados de otros jugadores. Cosa que definitivamente lleva tiempo de alcanzar.

Y ya que esta es todavía una versión temprana del juego, de paga pero versión temprana a fin de cuentas, viene con diversos problemas técnicos que hasta cierto punto opacan las adiciones que la expansión The Frozen North añade a la jugabilidad.

Recibí el juego hace un mes, pero realmente fue hasta hace un par de semanas que pude jugarlo sin que se trabara o apagara a cada rato. Cuatro parches y 42 GB después, Funcom logró amortiguar los problemas principales. Finalmente es posible acceder al inventario o revisar el mapa sin que el juego se pasme, y sin encontrarme cayendo al vacío al llegar a alguna parte del mundo que no cargó debidamente.

Sin embargo aún persisten problemas; los contados NPC con los que deberíamos poder entablar conversación no pueden decir diálogo alguno, y los subtítulos aparecen a una velocidad que ni yendo a cuadro por cuadro pueden leerse.

Los animales y enemigos IA no siempre cargan al iniciar el juego, y en un juego de supervivencia donde debemos cazar para comer esto representa un gran problema. Aunque facilita explorar lugares, por ejemplo pude hacerme de centenares de telaraña (para crear seda) en una cueva gracias a que las arañas – junto con el resto de los animales en el mapa – no aparecieron.

El gran problema que tiene Funcom ahorita es que al parecer cada nuevo parche que lanzan en Xbox One y PC, crea un nuevo problema o rompe algo que funcionaba bien. Al momento de escribir esto, se está descargando un nuevo parche de 27.24 GB el cual ya necesita de otro parche – que al parecer lanzaran la próxima semana – para arreglar los contratiempos que provoca.

En puntos más favorables, el sistema de construcción es bastante robusto, los suficiente para mantenerlo a uno entretenido por un tiempo construyendo estructuras y decoraciones.

Los gráficos son decentes, algunas cosas lucen mejores que otras, y los efectos visuales de clima lucen bien. El problema es que el sistema de afectación del clima aún es algo arbitrario, ya que podemos sufrir insolación en el desierto a media noche o a la sombra.

Hay bastante que explorar, en diversas locaciones habrá escenas “fantasma” que pueden llevarnos a tesoros o diarios con mitología del juego, y ¡hay mamuts! aunque están confinados a una pequeña parte del nuevo bioma. Existen también calabozos que explorar, pero reitero la tirada del juego es meramente multijugador y no tiene misiones de historia.

La recomendación por ahora es que esperen hasta el año entrante para adquirir la versión final del juego, a menos que realmente estén interesados en “ayudar” al desarrollo del juego y aportar retroalimentación a la desarrolladora.

Deja un comentario