Anamorphine, la delgada línea entre un juego y una instalación en video

Browse By

El estudio Artifact 5 se encuentra en la recta final para lanzar su primer título, Anamorphine, el cual gira alrededor de la depresión y ansiedad que afligen al personaje principal.

El objetivo del estudio es contar la historia de una pareja que ha dejado atrás sus días felices, debido al accidente sufrido por la esposa del protagonista Tyler, que la ha privado de poder seguir tocando el violonchelo.

“Tyler lucha con la culpa y negación postraumática después de que su esposa Elena cae víctima de un accidente[…]”

Lo que experimentaremos en el juego será Tyler haciendo un repaso por los mejores momentos por los que pasó su relación con Elena, mientras trata de “sobreponerse a memorias dolorosas distorsionadas por su problemática psique”.

Cosa que Artifact 5 tratará de ilustrar con “narrativa ambiental” sin recurrir a diálogos u oprimir botones, para ofrecer una “aventura introspectiva compatible con VR”.

Haciendo a un lado el importante tópico que abordarán, la manera en que describen a Anamorphine suena más a una experiencia audiovisual ó instalación de video que otra cosa, muy en estilo de lo que uno puede encontrar en The Observer — en donde a su manera también tratan de ilustrar la experiencia de revivir recuerdos con imágenes que rayan en lo alucinógeno.

En el blog de PlayStation los desarrolladores hondan más en los detalles de lo que ofrecerá el juego.

Anamorphine saldrá en el invierno en PC, PS4, y dispositivos de realidad virtual. Algo que no mencionan en el comunicado, es que el juego también llegará a Xbox One pero después del lanzamiento en las otras plataformas.

Deja un comentario